Sistemas de retículas en maquetación

¿Qué es una retícula?

En todo proyecto editorial que se precie, al igual que sucede en el resto de disciplinas del diseño, existe una metodología a seguir hasta llegar al resultado final. Hoy me voy a detener en la parte del proceso que hace referencia a la maqueta, y más concretamente al sistema de retículas. La retícula (conocida también como retícula tipográfica) es una «rejilla» que se distribuye a modo de líneas guía en la página, y a partir de la cual distribuiremos los distintos elementos de texto e imagen. Es el diseñador el que decide el formato de esta retícula, pudiendo ser más o menos estricta. Algunas presentas un sinfín de líneas en la horizontal y la vertical, mientras que otras con unas pocas guías ya basta para componer un texto.

Diseño de retícula a partir de la proporción áurea

La anchura total de la retícula hará referencia a la suma de las columnas, mientras que la altura total será la suma de todas las líneas de texto

Antecedentes y actualidad

En las obras de arte de la Antigua Grecia yase empleaban recursos muy comunes en el sistema de retículas, como la proporción áurea. Es muy frecuente observar este cálculo en portadas y tripas de libro o revistas sin que lleguemos a darnos cuenta, pero que ofrecen como resultado una página armónica donde los elementos se distribuyen de acuerdo a un cálculo matemático (cuyo resultado es 1.61803). A través de una serie de guías verticales, horizontales y diagonales, el artista establecía unas pautas a seguir en toda la obra. En el caso de una retícula editorial, el diseñador puede elegir hacer sus cálculos en diversas medidas: centímetros, cíceros, puntos, picas…

Proporción áurea aplicada al Partenón
Proporción áurea aplicada en la Capilla Sixtina de Miguel Ángel

Ya en nuestros tiempos, durante el intenso crecimiento del diseño gráfico del siglo pasado, diseñadores destacados como el suizo Josef Müller-Brockmann o el alemán Jan Tschichold pondrían de manifiesto y harían hincapié en lo valioso de las retículas para el diseño gráfico, y más concretamente el editorial.

La creación de una retícula

El diseñador editorial debe tener una serie de factores en cuenta a la hora de establecer una retícula inicial que guiará toda la maquetación. Es importante considerar previamente el formato de la página, los márgenes que vayamos a utilizar, la orientación, si llevará imágenes o no, de qué tipo de obra editorial estamos hablando, etc. Nunca será igual una retícula para un libro o una revista, que van cosidos o grapados, que para un documento impreso cuyas páginas irán sueltas, por ejemplo.

Por lo general, una retícula se compone de:

  • Márgenes
  • Columnas
  • Filas
  • Medianiles (espaciado entre columnas)

Algunos diseñadores creen que una retícula les corta las alas a la hora de crear, pero lo cierto es que gracias a ella podemos diseñar proyectos armónicos cuyo contenido guarda una relación entre sí. Y la retícula no solo nos brinda la oportunidad de diseñar páginas equilibradas, sino que, también ahorramos costes. Mediante la correcta elección de tipografía, interlineado y espacios en blanco (márgenes, medianiles, etc.) en base al  presupuesto del que dispongamos para el proyecto, podremos reducir el gasto de tiempo y dinero. Los conflictos que nos presente el texto serán resueltos con mayor rapidez y será mucho más fácil calcular el número de páginas final del archivo, entre otras cosas.

Diseño de retícula de cinco columnas y siete filas en Adobe InDesign

Resumidamente, los pasos a seguir para diseñar una retícula son los siguientes:

  1. Elección de márgenes: los márgenes de la página son imprescindibles y en su elección se ven implicados múltiples factores (incluidos los económicos). Su misión será evitar que los elementos importantes queden fuera de la página.
  2. Elección de columnas y medianiles: Muy relacionadas con los márgenes están las columnas. Estas definen las líneas verticales de la página, que serán vitales para la distribución de textos e imágenes. El espaciado existente entre columnas es el medianil, gracias al cual conseguimos legibilidad y una correcta correlación entre las cajas de texto.
  3. Líneas de flujo: este elemento horizontal no se utiliza en todas las retículas, pero ayuda a establecer principio y fin de distintas secciones dentro de la página.

En otro post os hablaré en extenso de la página maqueta, esa página madre donde nace todo el diseño del proyecto editorial. Ahí analizaremos todos los elementos básicos de una página para que conozcáis su funcionamiento y lo sumamente importante que es diseñar a partir de páginas maqueta.

Comentarios (2)

    1. ¡Gracias a ti por pasarte por aquí! Estoy preparando material nuevo, muy pronto tendréis más contenidos sobre cómo diseñar una página maqueta y primeros pasos a la hora de abordar un proyecto editorial.
      Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Natalia Arnedo | Diseño editorial

Diseñadora Gráfica & Editorial

Natalia Arnedo | Diseño editorial

Diseñadora Gráfica & Editorial


Idioma