Los nuevos fanzineros, por Zorras peligrosas

Los nuevos fanzineros, por Zorras peligrosas

Como amante confesa de los fanzines, en esta ocasión me apetecía analizar el panorama actual de esta temática editorial. Para ello, he preferido contactar con un grupo de fanzineras que están petándolo actualmente. Ellas son Zorras peligrosas, un colectivo de feministas residente en Valencia y que saben mucho de esto del fanzine. Últimamente no paran y se las puede ver en todas las convenciones de fanzineros del país; si queréis seguir sus aventuras, podéis hacerlo a través de su Instagram o Facebook. Sin más dilación, a continuación dejo la entrevista que les hice. Disfrutad. ¡Y muchísimas gracias, chicas!

Zorras Peligrosas es un colectivo feminista artivista que está formado en la actualidad por cuatro entes pensantes: Silvia, Meritxell, Judith y Moni. Cada una procedemos de un lugar dentro de la escena nacional pero, por cosas de nuestro amado destino, nos encontramos en Valencia, la ciudad donde nació el proyecto. Comenzamos siendo compañeras de piso, pero cuando se juntan maneras de pensar parecidas, las ganas de hacer cosas para cambiar nuestro entorno con el que no estamos conformes y un claro enfoque feminista era imposible que no surgiera alguna iniciativa común, además de la gran amistad que mantenemos.

Todas venimos de diferentes ramas dentro del mundo creativo como la fotografía, el arte en todas sus facetas, el tatuaje y el diseño gráfico e industrial. A pesar de vivir diferentes realidades, convivimos en la misma sociedad que nos desacredita o nos invisibiliza por cuestiones de género. Como respuesta a esta situación, decidimos crear un proyecto donde se diera cabida a cualquier expresión artística que fuera creada por mujeres (con la amplia definición de este término, sin basarnos en el binarismo y siendo inclusivas e interseccionales).

Nació como un proyecto personal de una de las integrantes, que gracias al apoyo del resto de hermanas zorras peligrosas se convirtió en un colectivo en constante evolución.

Este curioso nombre es consecuencia de la apropiación, con humor satírico, de un término despectivo hacia las mujeres y de un adjetivo que actúa como declaración de intenciones. Cuando utilizas con naturalidad una palabra, esta acaba teniendo el significado que tú le aportes. Tenemos una perspectiva abiertamente feminista e inclusiva con otros colectivos oprimidos y creemos que utilizar el humor es una herramienta fundamental para comenzar una revolución.

Cierto es que últimamente el fanzine está tomando cada vez más fuerza en la escena mainstream, pero llevamos ya conviviendo con él en los mundos subterráneos desde hace décadas.

De todas maneras, el hecho de que cada vez llegue a un público más diferente es muy positivo para ambas partes. Como cualquier moda, pasará, pero lo importante es todo lo que haya calado mientras esté en auge. Lxs que seguimos trabajando en las trincheras independientemente de lo que se lleve o lo que sea mayor reclamo publicitario, habremos conseguido una mayor visibilización de nuestro trabajo para poder poner a disposición de más gente nuestras ideas. Todo ello, intentando que nuestra esencia como colectivo o nuestros ideales no se tambaleen y se mantengan firmes y que sigan evolucionando.

Para nosotras es totalmente compatible, ya que a pesar de que en el día a día estemos rodeadas de tecnología por nuestras rutinas laborales, somos unas amantes del papel. Consideramos que la textura, los olores o las sensaciones que te produce tener un libro en la mano, o un fanzine en este caso, son insustituibles. Además, adquiere un valor emocional único ya que es un objeto que no se distribuye masivamente y esto crea una relación muy orgánica entre la parte creadora y la lectora, roza el objeto de coleccionista. Solemos distribuir personalmente nuestro material en festivales de autoedición donde la gente que se lo lleva nos pone cara, nombre e historia, con las que nos reímos, debatimos e incluso de las que surgen colaboraciones o tejemos redes. Todo eso es impagable y la tecnología nunca va a poder suplir el factor humano.

Según nuestra manera de entender la autoedición, es imprescindible que todo proyecto fanzinero tenga una dinámica DIY («do it yourself»). Creemos en que cualquier persona es capaz de hacer lo que se proponga, siempre que tenga ganas y actitud. Hay que aprovechar que en los fanzines no hay límites ni censura, que no se rigen por ninguna autoridad que determine cómo tenemos que hacer las cosas. Nos debemos de mentalizar de que toda idea es válida y apropiarnos de este medio para exteriorizar todo lo que queremos mostrar al resto. Nosotras intentamos que casi todo pase por nuestras manos: serigrafiar, cortar, pegar y grapar son la base de que un proyecto nazca con ilusión o que simplemente tenga un fin lucrativo/recreativo.

Por lo que, con una buena cultura visual, un mensaje consistente y mucho coraje, todo el mundo es apto para ser fanzinerx.

Zorras peligrosas comenzó materializándose en fanzine, pero a día de hoy hemos ampliado nuestras miras y, además de sacar un segundo número, hemos decidido llegar a otros campos dentro del mundo del arte como el tatuaje o la música. Para ello, añadimos a nuestra colección autoeditada un recopilatorio de música punk hecha por mujeres llamado Akelarre Sessions Vol. I y un pack de tattoos en forma de calcamonía llamado «Tatúa a tu madre». Con ello, tenemos el principal objetivo de la visibilización directa y es un proyecto donde todas las mujeres son bienvenidas a participar para mostrar sus trabajos.

En esta nueva etapa, hemos incluido entre nuestras líneas textos sobre transfeminismo, gordofobia, el papel de la mujer cuando viaja sola o la sororidad, entre otras cosas. Además de organizar el Peligrosas FemFest, cuya primera edición tuvo lugar en Junio de 2017 en la sala valenciana Magazine. Este festival contó con sólo grupos de mujeres como Soledad Vélez, Rosy Finch y Presas del Produkto.

Tenemos puntos de venta en diferentes comunidades autónomas de España como Valencia, Salamanca, Barcelona, Madrid o Santander. Pero hacemos nuestros propios envíos y en breves sacaremos nuestra tienda online a través de la plataforma tictail. Toda la información la pueden encontrar en nuestras redes sociales:

Con una buena cultura visual, un mensaje consistente y mucho coraje, todo el mundo es apto para ser fanzinerx

Deja un comentario