Bookish: la caja literaria con la que te volverás a emocionar leyendo

Bookish: la caja literaria con la que te volverás a emocionar leyendo

El mes pasado tuve la gran suerte de recibir una caja literaria de Bookish y no quería dejar pasar la oportunidad de compartir mis impresiones con vosotros. Pero vamos a empezar por el principio, desglosémosla poco a poco para ver de qué se trata:

Cajas literarias: una manera diferente de leer

Desde hace algunos años han proliferado lo que se conoce como cajas de suscripción literarias, una manera muy chula de iniciarse en la lectura para aquellos que quieren pero no saben qué leer o no tienen tiempo de seleccionar, y un modo diferente de aventurarse en la experiencia de la lectura para aquellos aficionados a este hábito tan saludable.

Con Bookish te suscribes, pagas mes a mes sin permanencias ni gastos de envío, y cada mes recibes en casa una preciosa caja que contiene una novedad literaria que acaba de llegar a las librerías o que ni siquiera aún está a la venta. Todo un lujo. ¡Y es sorpresa! Cada libro es seleccionado con mucho mimo y cuidado para satisfacer a sus suscriptores y, además, se acompaña de una serie de objetos complementarios que enriquecerán tu experiencia. Una chulada que también se encuentra disponible para regalar.

El contenido

En cada caja, como os decía, os viene un libro sorpresa de muy reciente publicación. En esta ocasión la obra no podía venir más al pelo de todo lo que está sucediendo. Se trata de un libro de temática feminista: La mujer singular y la ciudad, un libro autobiográfico de Vivian Gornick. De momento solo he podido leerme unas pocas páginas y os puedo asegurar que ya me he enganchado, tiene una pinta estupenda. Para completar la experiencia, Bookish me regala un rico té inglés acompañado de una foto genial de edición limitada de Nueva York (nuestra protagonista cuenta su vida a través de las calles y la gente de esta bulliciosa y famosa ciudad) del fotógrafo Roger Boladeres. Para terminar, la caja literaria viene acompañada de un «mapa» de la experiencia donde figuran algunos de los pasajes más memorables de la obra, una breve biografía sobre la autora, información sobre la editorial que publica el libro que toca (esta vez, Sexto Piso, ¡una editorial independiente que me encanta!), entre otras cosas.

El diseño

Bookish cuida su imagen, y eso se nota en el diseño. Bajo una limpia y sencilla estética que combina blanco con pildorazos de ocre y distintos matices de negro, se conduce todo el contenido del «mapa» que acompaña a nuestra caja. Estos tonos cambian mes a mes, pero siempre siguiendo rigurosamente la misma línea de diseño que les caracteriza. Detalle curioso que sospecho que no es casual: la tipografía que se ha utilizado para todo el conjunto de texto de la caja es prácticamente idéntica a la del libro en torno al que gira. Muy útil cuando lo que se quiere es conseguir una estética en común con todo el contenido.

Si hablamos del exterior, las letras del logo de Bookish aparecen sobre una cubierta lisa gofradas en hueco, sin el uso de tintas. Aparte de esto y la goma que rodea la tapa de la caja, el único elemento externo es una bonita pegatina con un párrafo simulando la estética de un pasaje del libro. Otro detalle muy interesante de Bookish: si os fijáis y sostenéis la caja entre vuestras manos es como estar sujetando un libro, la caja (artesanal, por cierto) está diseñada de tal manera que parece un libro. Eso me ha encantado, sin duda.

Por otro lado, los que me conocéis, sabéis que soy una fanática del cartón y papel kraft, que combina con prácticamente todo. Así que, Bookish, con esto ya me habéis conquistado… Una vez abres la caja, nos encontramos con el libro envuelto en papel kraft, protegido y para guardar el elemento sorpresa hasta el final.

La experiencia

Confieso que esta es la primera caja literaria que cae en mis manos, y la sorpresa ha sido muy agradable. Teniendo en cuenta la relación calidad-precio de Bookish y el buen contenido de los libros que selecciona, os puedo recomendar esta caja tanto para vosotros mismos como para regalar (recalco lo de regalar porque os aseguro que a quien le regaléis esto va a alucinar).

Por otra parte, ha sido un gustazo leer las primeras páginas al sol de mi ventana acompaña del rico té que me han regalado. Y si me pierdo o quiero completar mi lectura, siempre puedo recurrir al «mapa» de la experiencia para el lector que tan bien han elaborado.

Si os ha gustado y os interesa saber más sobre estas cajas literarias, podéis visitar la página web de Bookish. ¡Ya me contaréis qué tal!

Deja un comentario